Dieta Pre Operatoria

Una dieta líquida es esencial para preparar al organismo para que la cirugía sea exitosa y se alcancen los mejores resultados posibles. Sirve como una forma de preparación mental y física del cuerpo para el cambio que representa un nuevo estilo de vida y nuevos hábitos alimenticios. Sin embargo ésto no significa que el paciente tendrá que llevar una dieta líquida de por vida.

La mayoría de las dietas líquidas no son aptas como tratamiento a largo plazo para lograr una pérdida de peso considerable; sin embargo, son de gran beneficio para cierto tipo de procedimientos como los de cirugía de obesidad, durante el periodo pre-operatorio y post-operatorio.

Dieta Según su indice de masa corporal

  • 35 o menos, no es necesaria, a menos que el paciente considere prudente hacerla unos días antes de la cirugía para prepararse psicológicamente
  • 35 a 42 dieta líquida por una semana
  • 42 a 45 dieta líquida por dos semanas
  • Índices de 45 o más, nos basamos en el peso en libras del paciente, por ejemplo aquel paciente que pese 300 lbs requerirá 3 semanas, 400 lbs dieta por 4 semanas y así sucesivamente.

¿Qué puedes tomar?

Asegúrate de que los líquidos que incluyas en tu dieta líquida sean libres o bajos en azúcar y calorías. La idea es que tu dieta sea alta en proteínas pero baja en grasas y carbohidratos y por lo tanto baja en calorías también. Algunos de los líquidos que puedes incluir en tu dieta son los siguientes:

  • Agua
  • Gatorade®
  • Propel®
  • Cualquier otra bebida “deportiva”
  • Crystal Light® , Clight® , etc
  • Café Oscuro, preferentemente descafeinado
  • Jugos de fruta sin azúcar o bajos en azúcar
  • Té/Té helado
  • Gelatinas sin azúcar
  • Malteadas Slim-Fast® bajos en carbohidratos
  • Malteadas Atkins®
  • Caldo (consomé) de res, pollo o verduras (*Ésta será una de las pocas pero importantes fuentes de proteína durante este periodo).
  • Agua con proteínas tipo: Special K O2® o cualquier otra que encuentres.
  • Cualquier Polvo de suero de proteínas, conocido en inglés como “whey”, al 100% combinado con agua o leche desnatada (descremada). Estos productos los puedes encontrar en tiendas naturistas como GNC (Isopure whey protein Isolate®, Myoplex Lite®, Myoplex Carb Control®, etc)
  • Paletas heladas de agua sin azúcar
  • Kool-aid® sin azúcar, Tang® sin azúcar, etc.
  • Desayuno instantáneo Carnation® sin azúcar hecho con leche descremada o desnatada
  • Sopa/crema baja en grasas (ejemplo: Campbell’s®) con leche descremada o desnatada.

¿Importancia de la Dieta Pre Operatoria?

En el periodo pre-operatorio una dieta principalmente a base de líquidos claros tiene muchas funciones como reducir el tamaño del hígado y ayudar a la limpieza intestinal mientras disminuye el estrés al sistema digestivo.

Esta dieta pre-operatoria puede significar el éxito o el fracaso de la cirugía.

El objetivo principal de una dieta tan estricta es lograr la reducción de tamaño del hígado, ya que todo paciente con un IMC de 35 o por arriba de éste padece de una condición conocida como hígado graso y la dieta permitirá que dicho hígado se “encoja” lo suficiente al grado de permitir al cirujano trabajar adecuadamente al momento de la cirugía al permitirle tener mejor visibilidad en el campo de trabajo.

Pre Operatorio

La dieta pos-operatoria de la cirugía de manga gástrica es obligatoria por dos principales razones: para reducir al máximo las posibilidades de una complicación y dar entrada al comienzo de un nuevo estilo de vida y de hábitos alimenticios que el paciente debe adoptar. Esto no quiere decir que el paciente no podrá comer alimentos normales, eventualmente lo podrá hacer solo que en porciones pequeñas y saludables.

Semana 1

En ésta primera fase posterior a la cirugía, se maneja una Dieta de Líquidos Claros, con esto nos referimos a cualquier líquido transparente y  no muy espeso para que no se acumule en el estómago del paciente y provoque molestias o aumento de la presión dentro de éste. Pueden ser bebidas hidratantes (Gatorade®, Propel®), tés  (Lipton®) agua con saborizantes (Crystal light®), caldos, jugos, gelatina, etc.

Y claro agua simple. Ésta dieta inicia a las 24 horas de haber sido operado.

Es muy importante hacer hincapié en que se requiere un total apego del paciente a la dieta líquida estricta, no es válido pensar en que el apego será del 80%, ni siquiera el 99% es  aceptable.

Se requiere un apego total porque cualquier alimento fuera de la dieta líquida que se llegue a ingerir implica un riesgo agregado y elevado de desarrollar complicaciones.

Semana 2 y 3

Para este momento, la gran mayoría de los pacientes están completamente adaptados y satisfechos con el hecho de estar bajo una dieta líquida temporal.

Entonces se comienza una Dieta de Líquidos Completos, con esto nos referimos a líquidos ya más densos y pesados como: licuados altos en proteínas, sopas, cremas, etc. Cualquier líquido no irritante, sin alcohol o gas es admisible en ésta etapa.

Es importante que el paciente tome 2 litros de agua al día para mantenerse bien hidratado.

Lo más importante en ésta etapa será el ingerir cantidades adecuadas de proteínas en forma líquida.

Semana 4

Después de las 3 fases de adaptación, se pasa finalmente a la Dieta sólida.

Desde este momento en adelante, masticar el alimento muy bien será un hábito alimenticio muy importante que deberá ser adoptado por todo paciente.

Este es un paso sencillo, sin embargo difícil de seguir, pero hará una enorme diferencia en el largo plazo tanto en los resultados finales con la pérdida de peso así como para tener una recuperación sin incidentes.

Las porciones no deberán ser más grandes que la palma de la mano del paciente.

Lo más importante en ésta etapa será el ingerir cantidades adecuadas de proteínas en forma líquida.

Después de 2 Meses

Para entonces el paciente ya deberá estar bien encaminado a la adquisición de hábitos alimenticios adecuados.

Y deberá haber dejado aquellos malos hábitos que lo llevaron a tener que acudir a la herramienta que representa la cirugía bariátrica.

Le recordamos que el alcohol y cualquier otro alimento no sólido de alto contenido calórico NO ES recomendable.

Después de los primeros 2 meses, el paciente ya puede comer normalmente cualquier alimento sin molestias pero siguiendo una dieta más saludable y en porciones moderadas.

dieta cirugía manga gástrica

Dieta para La Cirugía de Manga Gástrica

Recuerda que debes seguir al detalle las indicaciones que nuestros doctores te brindaran para que obtengas una mejora rápida y exitosa.